The emotion behind a color

Comex - Colorlife

Hablar de color para los mexicanos en la actualidad, es hablar de una audiencia que percibe su uso como obsoleto…el recuerdo de un México antiguo.

 

Las ventas de COMEX debido a este mindset, se inclinan hacia el blanco, gris y arena. Tonos neutros que no son representativos de la relación histórica de México con el color y que unifican, en lugar de distinguir cada hogar.

Para resolver las problemáticas de la marca, creamos una campaña ramificada alrededor del concepto de “Las primeras veces”; momentos que todos hemos vivido, que nos marcaron y que nunca olvidaremos.

 

En los 2 anuncios creados: “Mi primer beso” y “Mi primer concierto”, el espectador conectó con la emoción que experimenta una persona al momento de recordar estos instantes, y se proyectó en sus propios recuerdos en busca de los colores que acompañaron su versión de la historia.

 

Con esta campaña, conciliamos a nuestro público con las emociones que buscan comunicar al momento de acomodar su espacio de vida, y colocamos a la marca como un confidente capaz de conectar a cada uno con su memoria, su identidad, su unicidad.